Convocatorias 2022

Intercambio internacional de culturas teatrales emancipadas

Este es un encuentro donde convocamos a la diversidad teatral de América, Europa y Asia; para reflexionar acerca de la descolonización del cuerpo, del saber y del sentir, y poner en evidencia nuevas y antiguas prácticas teatrales que promuevan y fortalezcan la multiplicidad de conocimientos contra hegemónicos, presencias emancipadas, en los oficiantes y los espectadores.

Planteamos algunos pilares de investigación: al Teatro de Grupo y otras vertientes de las artes escénicas con lenguajes propios y de gran aporte a la diversidad del ecosistema artístico internacional. El encuentro con la teatralidad ancestral como fuente de aprendizaje emancipado. La reflexión acerca de la violencia patriarcal dentro de las artes escénicas y cómo podemos incidir en los efectos del patriarcado, colonialismo y capitalismo desde nuestro trabajo y compromiso en y fuera de las tablas, reflexionar acerca de la política también en el espacio íntimo y privado.

Sé parte de este encuentro

Este año, repetiremos la acción 25N Las Shayas, las emancipadas; donde congregaremos a las mujeres de la ciudad y organizaciones sociales, a fin de pronunciarnos frente la no violencia hacia la mujer y realizar una acción escénica colectiva en la Plaza de Armas. También se ahondará en la teatralidad ancestral, compartiendo con la comunidad de Cangallo y su manifestación cultural Bajada de Reyes y también la comunidad afroperuana, representada por su fiesta Atajo de negritos.

De manera especial, esta edición será un homenaje a Victoria Santa Cruz (1922-2014), por el centenario de su nacimiento y por haber sido pionera e impulsora también del naciente teatro de grupo peruano. Ella fue una de las más influyentes representantes y defensora de la cultura afro, que fundó en 1967 su propia compañía: Teatro y danzas negras del Perú. Ella fue además de artista y directora, una de las pocas filosofas e investigadoras del país; su trabajo en el ritmo, fue admirado por Eugenio Barba y también Peter Brook, que no dudó en invitarla a Londres.

La Feria Ayacucho, contemplará algunas funciones en el Teatro Municipal y el Centro Cultural de la UNSCH, así mismo activará en algunos espacios abiertos de la ciudad. Pero lo más importante para nosotras es el intercambio entre los grupos convocados y nuestro intercambio con la cultura originaria, así como el aprendizaje pedagógico. Este año compartiremos con la comunidad andina de Culluchaca en la provincia de Huanta. Un intercambio y aprendizaje que pondrá en valor la diversidad de la teatralidad y la forma de habitar el presente. Se trata de una gran fiesta cuyo principio radica en el intercambio con la comunidad y su propia teatralidad.

La Feria Ayacucho, tiene como principal objetivo generar un proceso intercultural, artístico y pedagógico, que a través del teatro promueva el ejercicio del derecho a la libertad individual, a la identidad, a la igualdad de género y a los derechos culturales, promoviendo el desarrollo humano, una cultura de paz y la sostenibilidad de la localidad.

Memoria de la Feria 2021

Ayacucho, es una ciudad que históricamente representa el teatro peruano, allí se ha llevado a cabo el Teatro Quechua (1900), se ha promovido el FESTTA, el Festival Escolar de Teatro Túpac Amaru (1972), el emblemático Encuentro Internacional de Teatro de Grupo Ayacucho (1978-2018), el que se lleva a cabo cada 10 años, impulsados inicialmente por Mario Delgado (1947-2016), fundador del emblemático grupo Cuatrotablas. Eventos donde han participado grandes exponentes del Teatro internacional como Eugenio Barba y Julia Varley, del Odin Teatret, Isso Miura de Japón, entre otros tantos. Cabe resaltar que en las ediciones del año 2008, estuve a cargo de la producción y en el 2018, realicé la gestión plena de lo que significó el evento en Huamanga[1], en homenaje a Mario Delgado, amigo y maestro.

Lo que pretendemos con La Feria de Ayacucho, es darle continuidad a toda esta historia teatral, fruto del trabajo de la familia de teatro de grupo, de la que soy parte desde hace 20 años. Así que la Feria de Ayacucho, es para mí una herencia y un desafío al mismo tiempo, un nuevo aliento, donde podamos compartir todo lo previo, desde una mirada emancipadora, feminista, comunitaria e intergeneracional, donde podamos estar presentes desde la poética del ser. Para que juntas y juntos podamos cada dos años celebrar a Ayacucho como una ciudad teatro.

Postulación. Bases aquí en español:

[1] Cabe decir, que ese mismo año hubo una organización en Lima, dirigida por Bruno Ortiz. Y que existen otras versiones de los Encuentros de Ayacucho que no se han realizado en la ciudad de Ayacucho.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.